martes, 17 de mayo de 2016

El café no sólo es bueno para tu salud, también lo es para tu dieta



 


¿Cuántas tazas de café al día son muchas? ¿Tres, cuatro? Las autoridades sanitarias de Estados Unidos opinan que cinco tazas de café diarias no sólo es algo “moderado”, sino que tiene efectos positivos sobre la dieta y sobre la salud. En un montón de campos que van desde “menos riesgo de diabetes y de Parkinson” hasta “menos riesgo de morirse, así, en general”.
Es algo recogido en las Pautas Dietéticas que el gobierno de Estados Unidos ha lanzado este año, líneas maestras para la nutrición en los próximos cinco años. Es el último esfuerzo para combatir uno de los mayores riesgos de salud del país, la obesidad, que ya afecta a un 35% de los adultos y a un tercio de los niños y adolescentes. La guía viene avalada por prestigiosos científicos y presenta un gran avance, la recomendación de que los azúcares no supongan más que el 10% de las calorías diarias. Pero también dedican un rinconcito a hablar del sentido de la vida: el café.
Nos hemos enterado de todo esto por la visita a Reddit de Vasanti Malik, investigadora en Harvard, donde estudia la importancia de la dieta sobre la salud. Malik tuvo una interesantísima conversación con los redditors sobre por qué es bueno tomar ciertos tipos de grasa, los beneficios para la salud de consumir proteínas de origen vegetal o la censura a la que han estado sometidas las conclusiones científicas sobre las bebidas azucaradas y la carne roja.
Sin embargo, hay algo que no es tan importante para la salud pública, pero sí para el espíritu, la felicidad y el poder mantener al menos una adicción en la vida sin miedo a la muerte: el café. Uno de los internautas preguntó sobre los incovenientes del café y Malik señaló que “es una gran pregunta que estoy segura que será muy interesante para todo el mundo”. Y la respuesta es que el café puede ser parte de una dieta saludable “sin ninguna duda”, siempre que no te pases con el azúcar ni con la crema.
El azúcar es malo. El café es bueno, “tanto con cafeína como descafeinado”. Malik señaló entre los beneficios cierta “cantidad de vitaminas y nutrientes saludables” y recopiló los estudios que apuntan a que los cafeinómanos (y los descafeinómanos) tienen menos riesgo de sufrir diabetes, enfermedades cardiovasculares y, nuestra reducción de riesgo favorita, muerte.
Así que nuestra conclusión es que el gobierno de Estados Unidos intenta que sus ciudadanos coman mejor y sean más saludables. Bien por ellos. Pero, por lo que a nosotros respecta, nos han dado barra libre para tomar cinco tazas de café diarias sin que nadie pueda pararnos -salvo un médico-. Que los beneficios también se apliquen al descafeinado nos parece una broma cósmica. Como el descafeinado en sí.


jueves, 28 de abril de 2016

¿Te imaginas que un dron te sirva el café? una universidad holandesa lo hizo posible

09:01.
La Haya, abr. 23.
Varios drones domésticos, platillos volantes blancos de ojos luminosos, son los camareros del primer "Dron Café" del mundo abierto este fin de semana en la Universidad tecnológica de Eindhoven, anunció Tessie Hartjes, estudiante y responsable del proyecto.

En este establecimiento, los camareros pasan volando entre las mesas... literalmente. El robot llamado "Blue Jay", primer dron doméstico de interior autónomo, se acerca y toma el pedido de los clientes, que señalan su elección en la carta de cóckteles.

"Sus ojos se van rellenando poco a poco, como una barra de descarga. Una vez que se han iluminado completamente, quiere decir que el pedido está listo. Y otro dron lleva la botella a la mesa, sujeta por medio de una pinza", explica Hartjes a la AFP.

Este café efímero de aspecto futurista abre con ocasión del "Dream & Dare Festival", celebrado por el 60 aniversario de la univertisadad, y propone cuatro cócktels, con y sin alcohol, todos verdes o azules, como los ojos de media luna de Blue Jay.

Dotado con una pinza similar a una mano humana, "la herramienta más funcional para las tareas cotidianas", este robot es capaz de volar en interiores, gracias a unos captores, pequeñas hélices y una batería, contrariamente a los drones exteriores, que funcionan con GPS.



Este "animal doméstico adiestrado", enteramente recubierto de una carcasa, es "inteligente, está impaciente por aprender y listo para jugar", según sus desarrolladores.

Con un coste de producción de 2.000 euros por pieza financiados por la universidad, inversores privados y un sistema de financiación participativo, estos minihelicópteros (seis, por el momento) son el fruto de nueve meses de trabajo de 20 estudiantes voluntarios de distintas facultades, de los cuales la mayoría han interrumpido sus estudios durante un año para dedicarse en exclusiva al proyecto.

"Este nuevo tipo de dron podría acompañarnos en la vida diaria y ser una herramienta muy útil para la especie humana. Nosotros lo vemos como el próximo teléfono móvil que cada uno puede programar como lo desee", precisa la responsable del proyecto.

En una mera aproximación de lo que podría ser el futuro, estos robots podrían utilizar un extintor en caso de incendio, detectar intrusos o responder a todo tipo de órdenes vocales.

El "dron café" será igualmente una ocasión para los jóvenes investigadores de conocer la opinión de los potenciales usuarios.

"Estamos convencidos de que un día los drones domésticos formarán parte de la sociedad. Un dron podría ser un amigo", aseguran los creadores.

(FIN) AFP/MPM

Publicado: 23/4/2016


Fuente: http://www.andina.com.pe/